Home / Uncategorized / Te entrego mi corazón; no tengo más que ofrecerte

Te entrego mi corazón; no tengo más que ofrecerte

No sabía que pasaría ahora que llegaste a mi vida, esta vida que por mucho tiempo no encontraba salida, pues lo único que sentía era el dolor de la deserción, pero después llegaste tú, la única persona que me hacía olvidar la tristeza de este mundo y las malas decisiones que tuve que tomar en el pasado, ese pasado que antes de que llegaras me seguía atormentando, pero después de que te encontré, todo comenzó a ser más fácil, pues sabía que por fin había encontrado una persona que no me dejaría sola, pues me había demostrado de lo que estaba hecho y sabía que todo lo que decía era solo la verdad, pues en sus ojos podía verlo. Desde el día en que llegaste me hiciste muy feliz y me enamoraste poco a poco, hasta el día de hoy, que no soporto la idea de perderte y tener que decirte adiós. El tiempo ha pasado y has logrado ser dueño de todo mi ser, es por eso que en este día vengo y te dejo en tus manos mi corazón, que es lo único que puedo ofrecerte, garantizándote que es lo mejor queda lo mejor que tengo y con él aprendí amarte.

La vida no ha sido nada fácil, pero cuando estas a mi lado mi fuerza regresa y me haces ver que aún queda una posibilidad de ser feliz. Me encantaba pasar el tiempo a tu lado porque sabía que de esta manera lograría seguir siendo feliz; mi corazón tenía una buena razón para latir y esa eras tú. No puedo encontrar otro lugar en el que quiera dejar mis latidos, que no sea en tus manos. Me gusta quien eres y quien soy cuando estoy cerca de ti, porque sabíamos que todo era mejor cuando estábamos juntos, cuando las palabras no hacia falta y cuando el amor era lo primero en nuestra mente. Me gustaba amarte y tenerte dentro de mí, eras la razón de mi vida y sé que fuiste lo mejor; es por eso que el día en que te fuiste de mi lado no sabía que sería lo que haría, lo que tendría que hacer para seguir adelante sin ti, olvidar de ese futuro que planeé a tu lado y sacarme el dolor para ya no sentir nada, para no sentir la soledad y las ganas de ir detrás de ti para explicarte las razones del porqué no tenías que alejarte de mí, las razones por las cuales que yo sigo aquí intentando dejarte de amar y decirle adiós a todo lo que un día viví a tu lado. No importa si estás lejos o te regresas a mi lado, lo que importa es que quiero obsequiarte mi corazón para que recuerdes en cada uno de sus latidos que tú eras su razón de existir y que ahora solo eres tú quien le da la fuerza para seguir. No quiero enfrentarme a los recuerdos, pero tendré que hacerlo para que pueda estar sin ti y sin un corazón por el cual vivir.

About mentesperversas

Check Also

Escrito para un mal gobernante

No me presentaré y creo que nadie lo haría, pues nadie quisiera tener de conocido …

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *