Home / Uncategorized / Escrito para un mal gobernante

Escrito para un mal gobernante

No me presentaré y creo que nadie lo haría, pues nadie quisiera tener de conocido a una persona con las garras más torpes de un mundo lleno de manos fuertes sin la necesidad de las mismas garras. Como he dicho, no sabrás quien soy, pero eso no importa, porque lo único que importa es entender el porqué te encuentras leyendo mis palabras ahora, eso si es relevante.

Todo comienza con un pueblo que no sabe a donde ir, con un grupo de personas que no saben que es lo que necesitan para poder mantener una armonía dentro de su pueblo; dentro de su comunidad. Comienza en un mundo con manos fuertes, llenas de trabajos, de marcas del esfuerzo por sacar a su tierra y familia adelante. Comienza en un mundo lleno de esperanza, de ver un cambio y obtener un juicio justo para cada uno de los habitantes. Todo comienza en un lugar lleno de injusticias, de diferencias económicas, llena de violencia y terrorismo. Ahí es donde comienza la historia de su vida, en un mundo que necesitaba a un representante, solo un representante, no ha un dueño, no ha un líder. El papel llego a las manos equivocadas y aún el pueblo no puede entender como fue que sucedió de esta manera, no sabe como fue que un hipócrita y una persona absurda, llena de ignorancia llegó a la punta, a una representación teatral que solo sirve como una obra cómica.

A pesar de no poderse explicar cómo fue que terminaron con el peor representante, ellos siguen luchando y trabajando con la misma intensidad, con el mismo par de manos fuertes que han sido gracias a su trabajo, a sus esfuerzos de seguir adelante. Los miras desde lejos y sabes cuales son sus necesidades, pero no mueves un dedo para cubrirlas, a pesar de que es uno de tus tantos trabajos. Cada cierto tiempo te presentas frente a ellos, con tu cara de gobernador recto, dispuesto a seguir luchando una lucha que no has comenzado, de seguir siendo intolerante a la injusticia, aunque tú cometas millones de ellas. No te das cuenta que el pueblo que en algún momento y dudando pensó en ti, en una posibilidad de que tu representación fuera justo, pero con el tiempo se han cansado de ver que nadie es capaz de obtener justicia. El pueblo mira hacia el suelo, sin dejar de trabajar, intentando seguir adelante a pesar del payaso que se encuentra frente a ellos.

El pueblo ha comenzado a reaccionar, y sigues sin mover un solo dedo. Lo único que tienes que hacer es obtener esa armonía que se necesita en este lugar, de encontrar la manera de obtener lo mejor para un pueblo en el cual perteneces, en el cual vivirán tus hijos. Ellos te entregan una porción de su trabajo y lo único que sabes hacer es estirar tus manos y llevarlo a tu bolsillo, pues no tienes la capacidad de mirar hacia atrás, verte a ti y a tu familia, menos tendrás la capacidad de ver en donde estás, donde es que pisan tus pies, en un país que te estas acabando, un país donde tus hijos vivirán. No puedes darte cuenta porque no eres inteligente, porque no sabes lo que está pasando, no puedes ver lo que hace falta en este lugar; quienes necesitan más por su esfuerzo y quienes sin hacer nada, solo roban lo que no les pertenece. ¡Tienes que despertar! y ver lo que pasa fuera de una presencia, de una imagen absurda de un representante ignorante.

About mentesperversas

Check Also

La vida me obsequió la mayor bendición de todas… mi hijo

Un día ya estabas dentro de mí, yo aún no lo sabia pero me comenzaba …

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *