Home / Uncategorized / Eres todo lo que soñé. Nunca podré dejarte ir

Eres todo lo que soñé. Nunca podré dejarte ir

En algún momento de mi vida pensé en encontrar esa persona que pudiera arrancarme el sueño y el control de mis pensamientos. Pensaba que en algún lugar existía esa persona que algún día podría hacer que mi felicidad estuviera en sus manos, que mi sonrisa colgará de su cuello. Nunca pensé en buscarlo, ni en adelantarme para poder ver quien era, pero pensaba que en algún momento llegaría, que no importaría cuando, porque cuando lo hiciera sería perfecto.

El tiempo pasó y todo sucedió… llegaste a mi vida. Un día, sin pensarlo estabas frente de mí y supe en ese momento que todo haba valido la pena, que cada tropiezo y lagrima había valido mi esfuerzo y dolor porque ahora estaría mucho mejor estando a tu lado, a lado de la persona que por mucho tiempo esperé. Llegaste y no pude hacer otra cosa más que correr a tus brazos; no sé como, pero sabía que tu eras el indicado, que eras todo lo que un día había soñado, lo que un día me prometí que llegaría. No existe nadie en el mundo que pueda obtener tu lugar, y sé que no habrá nadie en el mundo que pueda enamorarme de la misma manera en la que tu lo has hecho, porque sé que tú lo tienes todo; tienes todo lo que estuve buscando, cumpliste todas mis expectativas.

Cada vez que estás cerca de mí, tengo ganas de unir mis manos, mirar al cielo y darle gracias al creador por haberte puesto en mi vida, pues ahora puedo darme cuenta que si no te tuviera. Mi lado en este momento no sería nadie. Tú haces que sea quien soy, que me convierta en alguien, en ese alguien que por mucho tiempo esperé ser.

Antes de que llegarás a mi lado, esperaba con paciencia a esa persona que me demostrara que no estaba equivocada, que el amor existe y que es posible encontrar a esa persona que estaría dispuesta a entregar lo mismo que estás dispuesto a entregar tú, porque esa persona tendrá en toda su esencia el alimento que necesitaba para seguir adelante. Te encontré a ti y nunca podré soltarte jamás.

About mentesperversas

Check Also

La vida me obsequió la mayor bendición de todas… mi hijo

Un día ya estabas dentro de mí, yo aún no lo sabia pero me comenzaba …

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *